ES

Hospital CIMA Barcelona

ESPECIALIDADES MÉDICAS ADULTAS Y PEDIÁTRICAS.

Tratamiento de balón intragástrico

Qué es el balón intragástrico

El balón intragástrico es un dispositivo esférico, generalmente de silicona, que se coloca en el estómago por vía endoscópica (a través de la boca, sin cirugía), ocupando el 45-50% de su volumen. El procedimiento es indoloro, puesto que se realiza bajo una sencilla sedación, de unos 20 minutos de duración y ambulatorio. 

El balón intragástrico produce una sensación de saciedad precoz tras las ingestas y un enlentecimiento en el vaciamiento gástrico. Su duración es de 6 meses, tiempo en el que se consigue la pérdida de peso y la modificación y optimización de los hábitos dietéticos del paciente. Tras este periodo de tiempo, mediante otra sencilla endoscopia, el balón intragástrico se retira por la misma boca.

 

Tipos de balón intragástrico

Existe un nuevo balón intragástrico de 12 meses de duración, para aquellos pacientes que requieran pérdidas de peso mayores o un periodo de tiempo más largo de reeducación alimentaria.

 

Balón intragástrico ingerible, sin endoscopia

La novedosa variante Elipse consiste en un balón intragástrico ingerible, a modo de una pequeña cápsula. Tras unos 4 meses, el balón se degrada y se elimina por vía natural. Por tanto, no requiere cirugía, endoscopia ni anestesia para su colocación ni para su eliminación.

 

¿A quién va dirigido el balón intragástrico?

En general, el balón intragástrico está pensado para todas aquellas personas que presenten sobrepeso u obesidad, que hayan realizado dieta con poca eficacia y/o con reganancia posterior de peso y como complemento a la misma, y que requieran perder entre un 15-20% de su peso total.

Por otro lado, el balón intragástrico puede indicarse en obesidades mayores (“obesidad mórbida”), cuando se desestima la cirugía bariátrica o previo a la misma como terapia puente para facilitar y disminuir las complicaciones quirúrgicas.

 

Balón intragástrico antes y después: recuperación tras la colocación del balón

Aproximadamente el 95% de los pacientes con balón intragástrico realizan una vida totalmente normal a partir de los 5-7 días tras su implante y durante todo el periodo de tiempo que llevan el balón. En la práctica totalidad de casos, aparecen náuseas-vómitos y dolor abdominal en las primeras 24 y 72h respectivamente, que se trata con dieta y medicación. Sólo en un 4-6% de casos estas molestias persisten (intolerancia), lo que obliga a la retirada precoz del balón.

  

Opiniones sobre el balón intragástrico en nuestro hospital de Barcelona

Nuestros pacientes opinan que nuestros centros médicos les han dado confianza, al cumplir con los máximos estándares de calidad como lo acreditan diferentes certificaciones. 

En el Hospital CIMA el paciente cuenta con muchos más beneficios como el acceso a diferentes especialidades médicas de todo tipo y servicios de consulta antes y después de la intervención. 

 

Preguntas frecuentes sobre el balón intragástrico:

En el Hospital CIMA en Barcelona podrás encontrar diferentes precios para el tratamiento con balón intragástrico: queremos ofrecer todas las opciones con garantías de calidad y precios adecuados a cada tratamiento según el método que más se adapte a tus necesidades. 

Consulta los diferentes métodos y técnicas para perder peso de la mano de profesionales de Sanitas. 

Si estás interesado/a en colocarte el balón intragástrico en Barcelona, tanto el tradicional como el balón ingerible, puedes  solicitar una consulta informativa gratuita en la Unidad de Obesidad del Hospital Cima-Sanitas, con un equipo de expertos especialistas en tratamiento de balón intragástrico en Barcelona, donde le informarán detalladamente de todas indicaciones, precauciones, dietas antes de la intervención  y precio del balón intragástrico.

La Unidad de Endoscopia Bariátrica del Hospital Cima-Sanitas le realizará una valoración previa completa (médica, dietética, psicológica, analítica y endoscópica) para evitar la colocación del balón ante la presencia de cualquier potencial contraindicación. 

Entre las contraindicaciones más frecuentes del balón intragástrico destacan trastornos dietético-psicológicos del comportamiento alimentario, hernia de hiato de gran tamaño, patología inflamatoria aguda del estómago, cirugía gástrica previa o algunas medicaciones.

Al ser un procedimiento que se realiza exclusivamente a través de la boca, el balón intragástrico no deja ninguna cicatriz ni secuela gástrica, abdominal o cutánea.
El balón intragástrico es muy seguro y en general bien tolerado, con una tasa global de complicaciones mayores inferior al 2%. En algunos casos (5-6% de pacientes) puede producir vómitos y/o dolor abdominal persistente (intolerancia), que obligue a su retirada precoz. 
 En el proceso endoscópico quedan incluidas las consultas previas con el endoscopista que le va a intervenir, el Dietista y el Psicólogo que le realizarán el seguimiento y el Endocrino y Anestesista en caso de que exista alguna enfermedad que así lo aconseje. En esas consultas se estudiará pormenorizadamente al paciente, se le explicará el plan endoscópico personalizado, se resolverán todas sus dudas y se detallará el proceso de recuperación tras la intervención. 

Además, se pone a disposición de los pacientes un servicio de urgencias 24 horas los 365 días al año dentro de la propia clínica al que se podrán dirigir en caso de incidencias. 

 

Otros tratamientos relacionados con el Balón intragástrico:

Volver

Nuevo Instituto de Oncología Avanzada: asistencia integral, radioterapia de máxima precisión y espacios humanizados

Sanitas y Atrys Health han inaugurado el nuevo Instituto de Oncología Avanzada (IOA) en Barcelona, con sede en el Hospital Sanitas CIMA, con el objetivo de convertirse en ...

Más información
Renovamos la certificación Joint Commission International

El Hospital Sanitas CIMA ha renovado la acreditación del sello de excelencia de la Joint Commission International, el certificado de calidad más riguroso y ...

Más información