ES

Hospital CIMA Barcelona

ESPECIALIDADES MÉDICAS ADULTAS Y PEDIÁTRICAS.

Cirugía de Bypass Gástrico

Qué es un bypass gástrico

El bypass gástrico o gastroyeyunal es una técnica quirúrgica que consiste en reducir el estómago y realizar un circuito alternativo para disminuir la absorción del contenido alimentario. Es una técnica llamada mixta, con componente restrictivo (reduce el estómago) y mal absortivo (disminuye la absorción del tramo intestinal). Básicamente se establecen dos circuitos uno con los jugos gástricos y otro con el alimento. La digestión de los alimentos se iniciará a partir del tramo donde ambos circuitos se unan.

 

Para quién está dirigida la cirugía de bypass gástrico

Se recomienda la intervención en personas con obesidad importante y en aquellos pacientes que sin tener tanto exceso de peso tengan enfermedades importantes que aumenten el riesgo vital.

Básicamente se calcula siguiendo un índice llamado IMC (Índice de masa corporal), esto se obtiene dividiendo el peso del paciente en kg por la altura al cuadrado (multiplicada por sí misma). Por ejemplo, si usted pesa 128 kg y mide 1,58 m, su índice será 128/(1,58x2) tendría un IMC de 40,51, 

Según las recomendaciones internacionales, básicamente la cirugía se recomienda en pacientes con un IMC por encima de 40 y en pacientes con IMC superior a 35 con enfermedades asociadas relacionadas con la obesidad. Está especialmente recomendado en pacientes con síntomas de reflujo, ardor y hernia de hiato dado ya que los hace desaparecer.  

En los pacientes con obesidad y diabetes es una muy buena opción dado que se puede retirar en muchos casos la medicación para la diabetes.

 

Proceso de la operación de bypass gástrico

El bypass gástrico es un tipo de cirugía bariátrica dirigido a personas con un problema grave de obesidad. Este tipo de cirugía reduce la capacidad del estómago para que solo se puedan ingerir pocos alimentos y disminuye la cantidad de nutrientes que el estómago puede absorber al eliminar del proceso de digestión parte del estómago y del intestino.

Este procedimiento se lleva a cabo mediante laparoscopia, siempre y cuando lo permitan las condiciones del paciente. 

 

Antes de la cirugía de bypass gástrico

Antes de someterse a una operación de bypass gástrico, el médico ha realizado una serie de pruebas y reconocimientos para conocer el estado de salud del paciente y determinar si es apto para el tipo de intervención. Como esta operación se debe realizar con anestesia general en las pruebas preoperatorias se incluirán las correspondientes para el anestesista. 

El paciente unos días antes de la operación comenzará con una dieta especial a base de líquidos dirigidos a limpiar el tracto intestinal más que a comenzar a perder peso.

  

Después del bypass gástrico

Este procedimiento es muy seguro y eficaz, pero necesita un tiempo de recuperación de aproximadamente tres días, más el tiempo de reposo. Aunque al llevarse a cabo mediante un laparoscopio la recuperación es mucho más rápida que si fuera una cirugía abierta.

Durante la primera semana se realizará un reposo relativo y una ingesta reducida de alimentos basados principalmente en líquidos. Los especialistas le recomendarán una dieta especializada para las cuatro primeras semanas después de la operación, en cualquier caso, el paciente debe ser consciente que a partir de someterse al tratamiento deberá adquirir unos hábitos saludables tanto de alimentación como de ejercicio para alcanzar el objetivo deseado.

 

Cómo es la recuperación de la cirugía de bypass gástrico

La recuperación suele ser excelente, los protocolos de recuperación rápida hacen que el postoperatorio sea más activo y la reincorporación a las actividades de la vida diaria sea cada día más temprana. El tiempo medio de estancia suele ser de unos 3 días y eso sí, recomendamos no realizar ejercicio físico intenso ni esfuerzos en el primer mes postoperatorio.

 

Beneficios del bypass gástrico

  • Aumento de la esperanza de vida: La obesidad mórbida normalmente disminuye considerablemente la esperanza de vida, porque la enfermedad afecta todos los ámbitos del paciente.
  • Aumento de la salud y retorno a la vida normal: Los pacientes pueden volver a vivir de manera común muchas cosas que antes no podían hacer.
  • Mejora de la autoestima: Según los estudios médicos y opiniones de los pacientes que se han sometido al bypass gástrico, la autoestima mejora considerablemente cuando se puede volver a disfrutar de la vida con más libertad. 

Todas las operaciones de reducción de estómago están supeditadas a un plan para adelgazar adjunto, después de la operación que debe seguirse con mucha dedicación para que el proceso de reducción de estómago sea satisfactorio.

 

Riesgos del bypass gástrico

  • Sufrir un efecto rebote por no seguir las indicaciones del médico.
  • Hemorragias, infecciones, reacciones a la anestesia.
  • Complicaciones severas del procedimiento.
  • Obstrucción intestinal, síndrome de dumping, hernias, hipoglucemia, desnutrición.
  • Fístulas en el estómago que aumenten la probabilidad de otras enfermedades.
  • Anemia crónica.

 

Preguntas frecuentes sobre el bypass gástrico:

Por norma general, no. Es excepcional tener diarreas después de un bypass gástrico a diferencia de otras técnicas más agresivas que sí pueden producirlas. Por norma general el ritmo intestinal suele ser el mismo que previamente a la cirugía y en ocasiones con algo de estreñimiento atribuido a la dieta.
Se realiza un preoperatorio completo con valoración anestésica, valoración por endocrinólogo, nutricionista y psiquiatra. Se realiza también una fibrogastroscopia para conocer el estado del estómago y valorar la presencia del Helicobacter Pylori.
Es recomendable tomar un complejo vitamínico para prevenir déficits vitamínicos. En los controles posteriores se valora el déficit de los mismos. Suele ser excepcional los déficits vitamínicos graves.
En efecto, hoy en día la laparoscopia es la técnica de elección dado que disminuye el dolor, la estancia hospitalaria, da una mayor seguridad y una mejoría estética importante. 
Se realizan controles posteriores a través del equipo multidisciplinar: cirugía, endocrinólogo y nutricionista, además de otros especialistas si fueran necesarios. 
La dieta antes de la cirugía suele ser de unos 15 días antes de la misma y después se facilitará una dieta por fases en estricto control por el equipo de nutrición.
La técnica quirúrgica en muchos casos se puede optar por una u otra. Es recomendable seguir las indicaciones de su endocrinólogo y cirujano de cara a la elección de la técnica. Le aconsejarán los beneficios de una u otra técnica especialmente si tiene hernia de hiato, reflujo, diabetes, etc. 
En teoría se puede realizar el “deshacer” el bypass. En la práctica no suele realizarse salvo en contadas ocasiones. 

 

Otros tratamientos relacionados con el Bypass gástrico:

Volver

Nuevo Instituto de Oncología Avanzada: asistencia integral, radioterapia de máxima precisión y espacios humanizados

Sanitas y Atrys Health han inaugurado el nuevo Instituto de Oncología Avanzada (IOA) en Barcelona, con sede en el Hospital Sanitas CIMA, con el objetivo de convertirse en ...

Más información
Renovamos la certificación Joint Commission International

El Hospital Sanitas CIMA ha renovado la acreditación del sello de excelencia de la Joint Commission International, el certificado de calidad más riguroso y ...

Más información